Gestión prospectiva del agua en Mendoza: pasado, presente y futuro

Plan de sequía

Plan de Sequía: Mendoza necesita un cambio cultural

Teniendo en cuenta estas nuevas consideraciones de los recursos hídricos, el Departamento General de Irrigación propone un Plan de Gestión que tiene como uno de sus ejes centrales el “cambio cultural” en dos sentidos:

  1. Comprender que los mendocinos "ya no estamos en emergencia hídrica", sino que "la escasez de agua es una nueva normalidad". La emergencia no ha pasado, al contrario, se ha agravado pues la falta de agua ya no es una situación imprevisible y no se resuelve en un período corto de tiempo.
  2. Asumir que es imprescindible ser más eficientes en la administración del recurso hídrico.

El cambio de mirada que propone el Plan de Sequía, consiste en pasar de la reacción a la prevención. Para ello, se han elaborado herramientas destinadas a enfrentar este problema, considerando sobre todo las posibilidades de alcanzar el desarrollo sustentable.

Desarrollo sustentable ¿Cómo lo lograremos?

La única forma de obtener una mejor calidad de vida para los habitantes de Mendoza, y que esto se mantenga en el tiempo, es a través de las posibilidades que nos otorgará el desarrollo sustentable. Es decir, un crecimiento sostenido y responsable, capaz de enfrentar los problemas del futuro. Entre otras de las primeras medidas para alcanzar este tipo de desarrollo está el entender la complejidad del manejo de los recursos hídricos. La base de esta comprensión es la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH).  

Entre las modificaciones que contempla la GIRH, una de las líneas centrales pone el acento en las nuevas formas de distribución del agua para el riego.

Figura 192: Plan de sequía 

 

 Fuente: Banco de imágenes del Departamento General de Irrigación.