Usos y calidad del agua: la eficiencia que mantiene el desarrollo del oasis mendocino

La calidad del agua: generación de energía

La generación de energías consiste en mover una turbina mediante un flujo de agua para la producción de electricidad. Así se aprovecha la fuerza de gravedad con que un flujo de agua corre en un cauce.

La cantidad de energía que puede generar una central hidroeléctrica depende de dos factores: la distancia vertical por la que cae el agua, llamada salto y el caudal medido como volumen por unidad de tiempo. La generación hidroeléctrica es la más eficiente forma de aprovechamiento energético, ya que es un uso que tiene muy bajo impacto ambiental y además es no consuntivo.

Esta energía se encuentra bajo control de distintos organismos y legislaciones como por ejemplo ORSEP (Órgano Regulador de Seguridad de Presas) y la Secretaría de Energía de la Nación.