Gestión prospectiva del agua en Mendoza: pasado, presente y futuro

Implementación de reservorios

Es necesario realizar cambios sustanciales en la distribución del agua para transformar gradualmente un sistema basado “en la oferta” hacia un sistema que responda “a la demanda”. También resulta necesaria una infraestructura adecuada con flexibilidad para adaptarse a una mayor dinámica. Por ello se prevé la concreción de reservorios y una red de conducción y distribución diseñada para tal fin. Los reservorios permiten regular caudales, ya que actuan como un pulmón de adecuación para absorber las diferencias entre la oferta y la demanda.

Hablamos de una infraestructura flexible, es decir, con capacidad de realizar cambios sobre las diferentes variables que intervienen en la operación del sistema hidráulico:

- Capacidad de almacenar volúmenes y regular caudales.
- Modificar la asignación de caudales a los diferentes puntos de distribución y entrega de la red.
- Controlar y medir con precisión suficiente (caudales y volúmenes).
- Controlar los tiempos y frecuencia de riego.

En cuanto a su importancia estratégica relacionada con la producción agrícola, los reservorios se constituyen en una infraestructura hídrica vital para:

- Aumentar las entregas actuales de las dotaciones de agua y contar con los caudales almacenados en tiempo y forma.

- Mejorar la garantía hídrica del turnado de riego.

- Disponer del agua en forma más regulada y así evitar las variabilidades horarias en las entregas.

- Permitir una mejor aplicación de las láminas de riego.

- Disminuir las pérdidas de conducción que sufren pequeños productores por menor recorrido y falta de regulación.

-  Disminuir pérdidas por infiltración en redes de distribución en tierra.

- Solucionar problemas de inequidad y baja eficiencia de aplicación.

Los reservorios pueden ejecutarse sobre la red primaria de riego para aprovechar y adaptar las trazas actuales y terrenos contiguos. También se constituyen balsas en la red inter-parcelaria al agrupar, en forma comunitaria, grupos de pequeños y medianos productores para hacer más eficiente el uso.

En los oasis de riego de Mendoza existe factibilidad para la construcción de estos sistemas de regulación y en algunos se puede distribuir por gravedad o presión el agua a los regantes.